Un estudio determina la formación de los depósitos de oro del TelenoLa erosión del cuarzo aurífero llevaba las pepitas de metal a los ríos Eria y Duerna.

El Congreso Internacional sobre Patrimonio Geológico y Minero que se celebra este fin de semana en Logrosán (provincia de Cáceres) cambia el paradigma de la investigación de los yacimientos romanos de oro en la sierra del Teleno a tenor de la ponencia que han presentado el ingeniero de minas de la Fundación Cultura Minera Roberto Matías Rodríguez y el geólogo consultor Santiago González Nistal que sitúan el origen del oro en una franja de yacimientos primarios —es decir, en cuarzo aurífero— de 4,5 kilómetros de longitud en sentido este-oeste y no en yacimientos secundarios —sedimentos— como se pensaba hasta ahora.

Según explicó ayer el ingeniero, esta franja es especialmente rica en la cima del monte que da nombra a la sierra, aunque continúa hasta las inmediaciones de Castrocontigo. La erosión de la roca separa el oro del cuarzo, que, por tratarse de un material pesado, se acumula en los cursos fluviales —en especial en las cabeceras de los ríos Eria y Duerna—, ya como sedimento, pero no porque éste contenga oro de por sí.

Según la ponencia expuesta en el simposio que organiza la Sociedad Española para la Defensa del Patrimonio Geológico y Minero (Sedpgym), la franja por la que el oro llega a los cauces ya se conocía, aunque «hasta ahora era considerada como un yacimiento aurífero secundario, considerado esencialmente por depósitos coluviales», es decir, depósitos por acción de la gravedad o del agua en el proceso hielo-deshielo. Sin embargo, «un análisis en profundidad de los trabajos mineros romanos muestra que, además de depósitos coluviales, en un área de 4,5 kilómetros de extensión Este-Oleste se explotaron también depósitos eluviales» —producidos en terrenos altamente erosionados por lixiviación de los materiales que envuelven el oro— «procedentes de la alteración in situ de yacimientos primarios, que fueron asimismo objeto de aprovechamiento minero».

Termas a 1.600 metros

La nueva teoría «justifica mejor la existencia de unas termas romanas en el arroyo de Las Rubias, a 1.600 metros de altitud, en el término de Truchas», indicó Roberto Matías, que recordó que el arqueólogo francés Claude Domergue excavó el establecimiento en los años 80.

Fuente: diariodeleon.es

About Administrador

Ayudamos a las personas a obtener liquidez inmediata (Dinero al instante) y ahorro seguro (Lingotes oro y plata de Inversion)

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies